Cómo distinguir una buena ventana: estanqueidad, permeabilidad y resistencia al viento

Las ventanas y puertas de PVC3 están sometidas a ensayos para medir su estanqueidad, permeabilidad y resistencia al viento 08/08/2019

Las puertas y ventanas con sistemas Kömmerling que fabricamos en PVC3 están sometidas a ensayos para comprobar sus prestaciones en materia de transmitancia térmica, permeabilidad al aire, estanqueidad al agua y resistencia al viento. Pero, ¿qué miden exactamente estos valores? 

La estanqueidad de una ventana o puerta se define como su capacidad para resistir a la penetración de agua cuando la carpintería está cerrada. Por penetración de agua entendemos el humedecimiento continuo o repetido de la cara interior de la carpintería, o de partes que no están diseñadas para ser mojadas cuando el agua drena hacia la cara exterior.

La norma europea EN 1027 es la que fija el método convencional que determina la estanqueidad al agua de ventanas y puertas de cualquier material.

Por su parte, la norma EN 12208 establece la clasificación de las ventanas y puertas sometidas a ensayo con la EN 1027. Así, se establecen hasta 9 clases con el método de ensayo A y 7 clases con el método B. 

El valor de ensayo de nuestra ventana Eurofutur la fija como CLASE E1650, mientras que el perfil Kömmerling 76 tiene una estanqueidad al agua de 9A.

La permeabilidad al aire

La cantidad de aire que pasa a través de una ventana o una puerta cerrada a causa de la presión. Es lo que mide la permeabilidad al aire y se expresa en m3/h.

Este parámetro es clasificado por la norma europea EN 1026 y los valores oscilan entre la Clase 0 (sin ensayar) y la Clase 4 (la de menor permeabilidad).

A este respecto, los perfiles de ventanas y puertas que fabricamos e instalamos en PVC3, Eurofutur y Kömmerling 76, tienen una permeabilidad Clase 4 en sus valores de ensayo.

Las ventanas pertenecen a una clase u otra si la permeabilidad al aire medida no sobrepasa el límite superior a cualquier presión de ensayo en esa clase. Recordad que la presión se mide en Pascales, que se definen como la presión que ejerce una fuerza de 1 newton sobre una superficie de 1 m2.

Por ejemplo, si tomamos como referencia el valor de presión de 100 Pascales (Pa), para que una ventana obtenga la clasificación A (la máxima), no debe tener una infiltración superior a 3m3/h por m2 de superficie y a 0,75m3/h por metro lineal de junta. En concreto, las clases 4 y 3 se ensayan hasta 600 Pa; la clase 2 hasta 300 Pa y la clase 1 sólo hasta 150 Pa.

Resistentes al viento

La resistencia al viento de las ventanas se determina mediante ensayo con la norma EN 12211, que somete a la carpintería a tres pruebas de presión: una para ver la deformación, otra para medir la presión repetida y otra de seguridad.

Con la aplicación de estas series de presiones de ensayo positivas y negativas se llevan a cabo mediciones e inspecciones para determinar la resistencia al deterioro por las cargas de viento.

Las ventanas de PVC3 están ensayadas en materia de resistencia al vientoEste concepto es muy importante, sobre todo en carpinterías que se instalan en pisos altos en fachadas expuestas al viento, donde hay mayor presión de viento. Sirve para verificar que, bajo los efectos de la presión, la ventana conserva sus propiedades. 

La resistencia al viento tiene cinco clases ensayadas, desde la C1 a la C5, que es la máxima. La resistencia al viento de las carpinterías fabricadas con sistemas Eurofutur y Kömmerling 76 es de clase C5.